Inka Qamaña

El enigmático Descanso Inca

Inka Qamaña - Villa Queñuani Se encuentra entre yunguyo y Cuturapi, junto al lado titicaca cerca de la frontera Peruana - Boliviana(Puno).

Consiste en enormes y complicados pasos tallados, asientos y nichos en ceniza comprimida antiguamente, que probablemente provenían del cerro Khappia, Khappia también es la cantera de donde provenían las piedras andesitas de Puma Kuntu y Tiwanaku.

Las ceremonias todavía tienen lugar para dar el tradicional año nuevo con los aymaras locales, que ven este sitio como sagrado. Otros teorizan que podría haber servido como auditorio Inca, lugar ceremonial o ritual, pero su propósito y origen aún no están claros.

Según la tradición de los moradores de Queñuani, los Incas salían de la capital del Tahuantinsuyo, la ciudad del Cusco, en son de guerra de conquista, romería y peregrinaje religiosa hacia el Qollasuyo; con un ejército numeroso, su séquito de orejones, su coya y las pallas, los yanaconas o servidores, sus barredores de caminos; sentado en una litera de oro, cargado por los nobles del Cusco, después de 20 días de viaje; los chasquis o correos ya anunciaban su proximidad a la ciudad de los sacerdotes hoy Yunguyo, con un ruido estrepitoso de los gritos de sus soldados, el sonido de las trompetas o Pututos (caracol procedente de la costa de Ecuador), retumbar espectacular de las Tinyas o tambores, elaborado con la piel de sus enemigos, que tenían sonidos muy especiales.

La ciudad sagrada de los Aucachik era muy importante en aquella época, por el control o especie de aduana para todos los romeros y estaba cercado de costa a costa por una muralla de piedra con puertas y porteros, de donde empezaba el suelo sagrado, para la entrada al templo del Sol del Titicaca; su abuelo Pachacutec Inca y su padre Tupac Inca Yupanki de Waina Qapac habían hecho construir en Yunguyo, un templo del Sol (hoy templo mayor de nuestra señora de la Asunción) un palacio suntuoso, donde gobernaba un pariente del Inca un sacerdote menor Willka o Aucachik , (limpiador de pecados), Qolqas o graneros, muchos edificios de los pobladores, divididos en dos barrios o zonas, Masaya (parte alta) y Arasaya (parte baja).

El sitio denominado Inca Qamaña era costumbre y tradición de los Incas un descanso forzoso antes de ingresar a la ciudad sagrada hoy Yunguyo, donde permanecía una noche y un día, después de un largo viaje y reparar sus energías; terminado este descanso por fin llegaba a la residencia de los sacerdotes en medio de aclamaciones de sus vasallos, donde permanecía un mes hasta un año, sometiéndose a los ayunos, penitencias y purificaciones de sus pecados a cargo del gran sacerdote Aucachik. Después de su estadía en esta ciudad, continuaba su marcha hacía el templo del Sol, por el camino real aderezado y empedrado, por Incacalle o Chacapata (hoy Jr. 28 de julio), Kasani, Loqa, Copacabana.